Índice de Competitividad Municipal - El Salvador - Centroamérica - USAID
Sobre el ICM

Medición de la Competitividad Municipal

La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), en el marco de su Programa  “Promoción de Oportunidades Económicas”, apoyó en 2009, el desarrollo  del Proyecto “Índice de Competitividad Municipal”, conocido como “ICM 2009”. El Proyecto fue ejecutado por RTI International y la Escuela Superior de Economía y Negocios (ESEN).

El ICM es una herramienta de medición del entorno o clima de negocios a nivel municipal que se fundamenta en la recolección de información sobre las principales condiciones que los inversionistas y empresarios toman en cuenta para decidir dónde establecerse por primera vez o bien para ampliar sus inversiones o negocios ya existentes.  Las condiciones del clima de negocios a nivel municipal medidos por el Índice de Competitividad Municipal son nueve (9) y son los siguientes:

  •  TRANSPARENCIA: Mide el grado de apertura para proveer y facilitar el acceso a la información y la previsibilidad de cambios a regulaciones que afectan a los negocios en el  municipio.
  • SERVICIOS MUNICIPALES: la calidad de servicios que la municipalidad proporciona al sector privado.
  • PROACTIVIDAD: el nivel de dinamismo del gobierno municipal para desarrollar y promover iniciativas que atraigan y retengan la inversión y mejoren el ambiente local para hacer negocios.
  • PAGOS INFORMALES: mide la magnitud, la incidencia y costos de pagos informales que le son requeridos a los inversionistas o empresarios para iniciar u operar un negocio.
  • SEGURIDAD CIUDADANA: mide la capacidad de las municipalidades para prevenir y controlar el crimen y el impacto de la delincuencia sobre los negocios.
  • TIEMPO PARA CUMPLIR CON REGULACIONES: mide el costo del tiempo que los negocios deben invertir para cumplir con las regulaciones locales, la frecuencia de las inspecciones y la forma apropiada de realizar las mismas.
  • TASAS E IMPUESTOS: monto de impuestos locales y otros cargos requeridos para operar un negocio.
  • COSTOS DE ENTRADA: los costos del tiempo y la facilidad para registrar e iniciar la operación de un negocio.
  • REGULACIONES MUNICIPALES: mide el número de regulaciones impuestas para la operación de un negocio.

Los datos referentes a estos temas fueron analizados y se combinaron para crear una clasificación general con respecto a la competitividad municipal del ambiente empresarial local.

Objetivo del ICM

El objetivo del Índice de Competitividad Municipal es estimular la construcción de un clima favorable en las municipalidades, que facilite el establecimiento de inversiones y la creación de más oportunidades de negocios y empleos, contribuyendo a mejorar la calidad de vida de los habitantes, la gobernabilidad en los municipios y orientando a éstos hacia su desarrollo económico local.

Beneficios del ICM

  • Lograr un mejor desempeño del gobierno local y del sector privado. El ICM identifica las fortalezas, pero también las limitaciones sobre las políticas y regulaciones que conforman el clima de negocios. De esta forma, las partes interesadas, las municipalidades, la iniciativa privada y la comunidad pueden fácilmente identificar y discutir posibles reformas para mejorar el clima de negocios y tomar acuerdos para realizarlas en beneficio de todos. A través del ICM, la comunidad de negocios puede identificar los municipios que ofrecen las mejores condiciones para establecer inversiones y operar sus empresas.
  • Estimular la inversión local y promover mayores oportunidades de negocios y empleos.  Un clima amigable con los negocios es atractivo para los inversionistas que buscan territorios para establecer un nuevo negocio o ampliar los existentes. Nuevos negocios generan más empleos e ingresos en beneficio de los habitantes del municipio así como de la municipalidad, siendo que ésta necesita ingresos para prestar servicios públicos de calidad que sus habitantes demandan.
  • Mejorar los estándares de vida para los habitantes de los municipios. La mejora del clima de negocios incide en el mejoramiento de la competitividad municipal la cual conlleva al mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes. Este esfuerzo continuo de mejora genera un círculo virtuoso de crecimiento económico y bienestar social, orientando a los municipios hacia el logro de su desarrollo económico local (DEL).
  • Estimular sana competencia entre municipios. Las municipalidades que obtienen calificaciones bajas en algunos subíndices pueden aprender de sus vecinos más fuertes; las municipalidades con altas calificaciones podrán atraer la atención de los éxitos logrados y apoyar a otras municipalidades para replicarlas.
  • Informar sobre los avances de las municipalidades para fines nacionales e internacionales. Los líderes del gobierno central y las agencias de cooperación internacional pueden utilizar la herramienta para crear planes de acción que sirvan para reformar e identificar las mejores prácticas entre las municipalidades salvadoreñas para una potencial replica a lo largo del país y de la región.
  • Fomentar investigaciones adicionales. Estudiantes y académicos del área de desarrollo económico pueden utilizar el análisis y el conjunto de datos del ICM para realizar investigaciones adicionales sobre el tema, en apoyo a los esfuerzos para el desarrollo económico local.

Aspectos metodológicos de la construcción del ICM

La metodología de construcción del ICM en El Salvador ha sido aplicada previamente en varios países asiáticos, que incluyen Vietnam e Indonesia, y donde también fue financiada por USAID. La metodología ha sido probada como una forma valiosa para promover el diálogo y la  sana competencia en materia de desarrollo local del sector privado. La metodología del ICM fue adecuada para el contexto específico de El Salvador por RTI  International (RTI), quien estuvo  a cargo de la dirección del Proyecto ICM y su socio nacional, la Escuela Superior de Economía y Negocios (ESEN).

RTI, junto con la ESEN, evaluaron y clasificaron las 100 municipalidades más pobladas del país a partir de nueve aspectos de incidencia en la economía y la gobernabilidad local. El resultado de la evaluación es una herramienta que sirve para determinar el nivel de la competitividad en las municipalidades, que puede ser usada por líderes de los gobiernos municipales y del gobierno central, agencias de cooperación y otros actores vinculados al desarrollo económico, con el fin de identificar las mejores prácticas de las municipalidades salvadoreñas y elaborar planes de acción a nivel local para potenciar reformas o replicarlas en otras áreas del país. Igualmente, la comunidad de negocios puede usar los resultados del ICM para conocer las municipalidades que ofrecen las mejores condiciones para invertir o bien, para abogar por mejores políticas y procedimientos relacionados con el sector privado tanto a nivel local como a nivel nacional.

  • La construcción del ICM y sus subíndices, se fundamenta en la recolección de información y datos a través de dos encuestas: una, dirigida a propietarios de negocios en establecimientos fijos y otra, enfocada a alcaldes y funcionarios municipales.
  • Elaboración de encuestas. El diseño de preguntas contenidas en las encuestas responde a los insumos proporcionados en diversas reuniones con actores claves (propietarios de negocios, organizaciones y funcionarios municipales) de los municipios.
  • Validación de encuestas: Se realizó investigaciones sobre el entorno municipal de negocios en El Salvador y se recolectó información a través de reuniones a nivel regional con grupos de enfoque o “focus groups” y pruebas piloto con grupos de propietarios de negocios y funcionarios municipales.
  • Generación de variables. La información contenida en las encuestas genera 450 variables a partir de las cuales se construyen y desarrollan 56 indicadores.
  • ICM mide a todos los municipios sobre una misma base. A fin de asegurar la comparación entre municipios de diferente tamaño y características en igualdad de condiciones, el ICM elimina la desigualdad de dotación de recursos (población, ubicación, recursos naturales, acceso a mercados, fuerza laboral calificada) a través de ajuste estadístico.
  • Diseño muestral. Se utiliza una muestra de conglomerados formados por bloques geográficos de establecimientos, seleccionados con probabilidad proporcional al número de establecimientos dentro de cada bloque. El marco de muestreo se basa en la actualización del Directorio de Establecimientos Económicos de los Censos Económicos 2005 (MINEC-DIGESTYC) compuesto por establecimientos con identificación y local fijo en los municipios bajo estudio. La muestra está determinada por 40 establecimientos por municipio. Se utiliza una sobre muestra de establecimientos grandes, para los municipios de San Salvador, Santa Ana y San Miguel. El tamaño de la muestra es estadísticamente suficiente para conducir análisis factorial. El margen de error es de 3%.

Clasificación de municipalidades con base a ICM

Por cada subíndice que compone el ICM, se realiza el conteo de la puntuación para determinar cuánto difiere una municipalidad de otra en cada aspecto del ambiente empresarial que se está midiendo. Las municipalidades son clasificadas en una escala de 1 a 10 por cada subíndice creado, donde 1 representa el mejor desempeño relativo y 1, el menor. Para crear una calificación ICM general, se combinan y ponderan todas las puntuaciones de cada subíndice. Como resultado, los nueve subíndices no contribuyen de igual forma al ICM.

Para facilitar la clasificación de resultados se crearon cinco categorías de desempeño: Excelente, Alto, Intermedio, Bajo y Muy Bajo. Para mayores detalles sobre esta clasificación, favor ver el apartado “DOCUMENTOS” de esta página WEB.