Índice de Competitividad Municipal - El Salvador - Centroamérica - USAID
Tercera Edición: ICM 2013

La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID por sus siglas en ingles), a través del Proyecto de Competitividad Municipal (PCM), apoya la gestión de investigación conocida como el Índice de Competitividad Municipal (ICM). El ICM es una herramienta diseñada para medir el clima de negocios a nivel local en El Salvador y es desarrollado por la Escuela Superior de Economía y Negocios (ESEN). El clima de negocios es el grado en que la municipalidad genera, nutre, promueve y mantiene condiciones para atraer y retener la inversión privada requerida para alcanzar niveles sostenibles de crecimiento económico. Crecimiento económico significa mayores niveles de empleo local, impuestos y tasas, que a su vez permiten la provisión de servicios municipales de buena calidad y la mejora del bienestar de los residentes.

El ICM evalúa el clima de negocios a través de encuestas individuales con dueños y encargados de negocios, alcaldes y funcionarios municipales con la intención de recopilar las experiencias reales de negocios privados de todos tamaños, tanto formales como informales, y siempre que operen desde un local fijo. Cabe destacar que el ICM no mide el ambiente de inversión completo. Más bien, excluye condiciones estructurales iniciales y dotación de recursos, como tamaño de la población, ubicación, recursos naturales y acceso a mercados y a mano de obra calificada. Sin embargo, la metodología de construcción del ICM homogeniza a los municipios en términos de este tipo de factores clave para las decisiones de inversión1. La metodología del ICM nos permite comparar a los municipios en condiciones iguales para todos, a pesar de las grandes diferencias en dotaciones de recursos y nivel de desarrollo. El ICM se enfoca en aspectos de la economía local sobre los que los gobiernos municipales tienen un mismo control, proporcionando información sobre la cual todos los gobiernos locales pueden actuar.

1 Un apéndice metodológico detalla los procedimientos estadísticos utilizados para conseguir esta homogenización para el ICM del año 2009. Una versión actualizada de dicho apéndice para el cálculo del nuevo ICM a partir de 2013 se puede consultar en el sitio http:// municipalindexelsalvador.com.

A partir del año 2013, el ICM mide las siguientes ocho características del clima de negocios de cada municipalidad2 :

  • Transparencia: Grado de apertura para otorgar acceso a la información y el grado de predictibilidad de los cambios a las regulaciones que afectan a los negocios de una municipalidad.

     

  • Servicios Municipales: Calidad de los servicios que una municipalidad presta al sector privado.

     

  • Proactividad: Nivel de dinamismo de un gobierno municipal para desarrollar y promover iniciativas dirigidas a atraer inversión y mejorar las condiciones para hacer negocios en la localidad.

     

  • Pagos Ilícitos: Magnitud, incidencia y costos de los pagos ilícitos que son requeridos para iniciar y operar un negocio en un municipio.

     

  • Seguridad Pública: Impacto del delito y la delincuencia sobre los propietarios de negocios y grado de habilidad de una municipalidad para prevenir el delito y mantenerlo dentro de límites aceptables.

     

  • Tiempo para Cumplir con Regulaciones: Frecuencia de las inspecciones en cada municipalidad, el grado en el que estas se llevan a cabo de una manera apropiada y el número de regulaciones impuestas para la operación de los negocios.

 

  • Tasas e Impuestos: Monto de los impuestos locales y las otras cargas requeridas para la operación de los negocios, ajustado por el grado en que estos son apropiados a la calidad de los servicios públicos proporcionados por la municipalidad.

     

  • Costos de Entrada: Tiempo, costos y la facilidad para registrar e iniciar las operaciones de un negocio en una municipalidad.

 

Cambios al ICM a Partir de 2013

La estructura, contenido y metodología del ICM tal y como se había implementado durante las mediciones de los años 2009 y 2011 fueron sometidas a un proceso de revisión durante una serie de talleres llevados a cabo durante el mes de febrero de 2013. Dichos talleres contaron con la participación de representantes de las municipalidades, gobierno central, organizaciones no gubernamentales especializadas en desarrollo local, sector privado y sector académico. Estos talleres resultaron en los cambios siguientes al ICM:

  • El nuevo ICM sería calculado a partir de los puntajes para ocho subíndices a diferencia de las versiones de 2009 y 2011 las cuales se basaron en nueve subíndices. El subíndice de regulaciones municipales se fusionó con el subíndice de tiempo para cumplir con regulaciones. Además, los nombres de los subíndices de Pagos Informales y de Seguridad Ciudadana se reemplazaron con los nombres Pagos Ilícitos y Seguridad Pública, respectivamente.
  • Se incluyeron nuevos indicadores para los subíndices, algunos indicadores fueron excluidos, y otros se asignaron a un subíndice distinto del que formaron parte en 2009 y 20113.
  • Un nuevo conjunto de pesos fue calculado para tomar en cuenta los cambios a la estructura y contenido del nuevo ICM4. Los nuevos pesos para los subíndices del ICM 2013 son como sigue: Transparencia (15%), Servicios Municipales (15%), Proactividad (15%), Pagos Ilícitos (15%), Tasas e Impuestos (15%), Seguridad Pública (10%), Tiempo para Cumplir con Regulaciones (10%) y Costos de Entrada (5%)5. El nuevo sistema de pesos para los subíndices no modificó la estructura de la competitividad municipal, la cual continuó siendo explicada en su mayoría por los aspectos que se relacionan al concepto de gobernanza económica local. Transparencia, Servicios Municipales, Proactividad y Pagos Ilícitos continuaron contribuyendo al 60% de la competitividad municipal.
  • Con el fin de aumentar el grado de confianza de las mediciones y obtener una muestra más representativa en cada municipio, se incrementó el número de establecimientos seleccionados en la muestra de 40 en 2009 y 2011, a 80 en 2013. El ICM 2013 se calculó a partir de los datos de una muestra total de 8,818 establecimientos que es el doble de las muestras totales usadas en 2009 y 2011.

Como consecuencia de estos cambios, los resultados del ICM 2013 no son directamente comparables a las mediciones llevadas a cabo en 2009 y 2011. De hecho, el ICM 2013 se constituye en una especie de línea de base con la que se podrán comparar futuras mediciones del clima de negocios local.

ICM 2013

El ICM 2013 se calculó a partir de los datos recolectados en una muestra de 80 establecimientos en la mayor parte de los 108 municipios que participaron en la medición del año 2011. En los municipios más pequeños, se enumeró la totalidad de establecimientos por ser menor que 806. En 2013, el ICM promedió 5.96. La Tabla 1 a continuación muestra los valores promedio del ICM y de cada uno de sus subíndices asociados.

3 Una descripción detallada del nuevo conjunto de indicadores para cada uno de los subíndices que conforman el ICM 2013 está disponible en el documento Sobre Gobernanza Económica, el cual se puede consultar en el sitio http://municipalindexelsalvador.com.

4 Los detalles del cálculo del nuevo conjunto de pesos para los subíndices del ICM se pueden consultar en el apéndice metodológico.

5 Los pesos de los subíndices en las versiones del ICM de 2009 y 2011 fueron como sigue: Transparencia (15%), Servicios Municipales (15%), Proactividad (15%), Pagos Ilícitos (15%), Tasas e Impuestos (10%), Seguridad Pública (10%), Tiempo para Cumplir con Regulaciones (10%), Costos de Entrada (5%) y Regulaciones Municipales (5%).

6 Los municipios que de acuerdo al marco muestral construido para la encuesta del ICM 2013 tenían menos de 80 establecimientos con el número de negocios incluidos en el estudio entre paréntesis, fueron los siguientes: Caluco (57), Comasagua (69), Huizúcar (42), El Paisnal (76), El Carmen (45), San Bartolomé Perulapía (77), Santa Cruz Michapa (72), Santa María Ostuma (64) y Lislique (76). El marco muestral del ICM 2013 incluye establecimientos ubicados en la parte urbana de los municipios y no necesariamente coincide con los datos del Directorio de Actividades Económicas, 2011-2012 de la Dirección General de Estadística y Censos.